Vinos Tintos de "Crianza", "Reserva" y "Gran reserva"

Tintos de "Crianza", "Reserva" y "Gran Reserva"

Los vinos de CRIANZA estarán envejecidos con las técnicas adecuadas, por un periodo no inferior a dos años naturales, contados a partir de 1 de noviembre del año de la vendimia, de los cuales 6 meses como mínimo lo serán en barricas de roble con capacidad máxima de 330 litros. Los vinos de RESERVA estarán envejecidos tres años naturales, de los cuales 1 año como mínimo en barricas de roble y 2 años en botella. Los vinos de GRAN RESERVA estarán envejecidos cinco años, de los cuales han de permanecer en barrica 24 meses y 36 meses en botella. Con colores guinda y matices propios del envejecimiento. En nariz se caracterizan por ser limpios en aromas a frutas del bosque, recuerdos especiados, con una perfecta conjunción de fruta y madera. Tienen un perfecto equilibrio entre los toques balsámicos y las notas minerales. Secos en boca, untuosos, de largo retrogusto y equilibrados en acidez. Elegantes con un intenso fondo mineral.