Ocellvm Durii

La Bodega
Para nuestra bodega, hemos procurado respetar los elementos de la vieja arquitectura tradicional de Fermoselle y de esta forma integrarla en el paisaje y en el núcleo urbano. La casa donde se encuentra, es una construcción típica de la zona, en buena parte edificada en 1.725, y dentro de ella, se han restaurando sus antiguas instalaciones, que incluyen una serie de galerías excavadas en la roca. La Bodega, se ubica en uno de los dos promontorios sobre los que se asienta la Villa de Fermoselle, en las inmediaciones al monasterio franciscano de San Juan. Tras su restauración actual, este monasterio es la sede del Centro de Interpretación de las Casas del Parque Natural de “Arribes del Duero”. La zona de elaboración forman parte de un edifico anexo, a nivel del suelo, y las dependencias destinadas a la crianza son todas subterráneas, construidas una parte en mampostería de granito, y el resto horadadas en granito pizarroso, donde se dan excelentes condiciones de temperatura y humedad para la conservación y la crianza de nuestro vinos. Capacidad de la bodega: En Depósitos 22.500 litros. Depósitos de 5.000, 10.000 y 2600 litros Barricas 33.000 litros.
Los Vinos
En cuanto a nuestros viñedos, decir que son siempre de ladera, estando una parte importante de ellos dispuestos en bancales, aquí llamados paredones. Orientados al mediodía y mirando a las costas del río Duero y de su afluente el Tormes. La media de edad de las plantaciones está entre los 35 y los 100 años, en su mayoría en vaso. Los cepajes son el autóctono Juan García, la Tinta del País o Tempranillo, Garnacha, Rufete y Bruñal. Y en blancos Malvasía, Puesta en Cruz y Verdejo Colorao. El tipo de viticultura que practicamos es tradicional y familiar, con abonado natural y laboreo respetuoso con el medio ambiente y el entorno del Parque Natural de Arribes del Duero. La poda de nuestras viñas está basada en la forma tradicional de la comarca, ya que ha resultado ser la más adecuada por su adaptación a las condiciones de suelo y clima. Tratándose siempre de podas cortas, cuyo resultado es junto con el resto de labores, producciones pequeñas, que se sitúan entre los 1.500 y los 3.000 kilos por hectárea. Por ello, lejos de una gran explotación industrial, nuestros métodos de basados en la tradición nos permiten unas elaboraciones pequeñas y muy cuidadas, centrándonos en una pequeña producción, limitada y con gran personalidad, con la intención de atender un único segmento del mercado, los vinos de alta calidad.
Propiedades
La vendimia es decidida tras un seguimiento en campo con los correspondientes índices de madurez. Teniendo lugar la recolección entre el 1 y el 12 de octubre. El fruto que es recogido y transportado en cajas, se encuba tras su despalillado, en depósitos de 5.000 y 10.000 litros de capacidad, donde la fermentación transcurre con un ritmo pausado y controlado, con remontados y mecidos diarios. Prolongándose la maceración entre 15 y 20 días, hasta el momento del descube. Una pequeña parte del vino hace maloláctica en barricas y el resto en depósito seguidamente del descube. Nuestros vinos están dentro de la corriente del ecologismo y las ideas biodinámicas.