La Bodega
Nuestra Bodega "LA SETERA" es de producción limitada y de carácter artesanal, diseñada y construida por nosotros mismos, con una capacidad de elaboración anual de unas 12.500 botellas. Dispone de salas de fermentación, crianza y almacenamiento, con depósitos de fermentación de acero inoxidable, madera y barro de diferentes tamaños, la sala de crianza con 17 barricas de roble francés y un botellero, así como de un local para el embotellado, encorchado y etiquetado manual del vino terminado. Tenemos unas propias normas de control de calidad y, estando adscritos a la Denominación de Origen Arribes, cumplimos también sus normas de calidad y origen. Nuestros vinos tienen el sello de calidad "Marca Natural de Castilla y León" por estar la bodega elaborando dentro del Parque Natural Arribes del Duero, y realizando prácticas acordes con la conservación del medio natural en el que se sitúa. Las uvas para la elaboración de nuestros vinos son de variedades autóctonas como la Juan García, Bastardillo Chico, Bruñal y Malvasía y proceden de viñas viejas propias y de los viticultores locales, quienes reciben un asesoramiento y seguimiento del manejo de las mismas, insistiendo en una poda y prácticas adecuadas para reducir la producción y aumentar la calidad del fruto. Cuando la uva está madura se vendimia, primero la blanca Malvasía y unas semanas más tarde la tinta Juan García, para la elaboración de rosados y tintos. Según van llegando las uvas de las viñas en pequeños recipientes, se pasan por una mesa de selección racimo a racimo, eliminando las uvas defectuosas, en base a nuestros criterios de calidad. Controlamos la fermentación, prensamos poco los orujos, no utilizamos medios de filtración, y nuestra clarificación y estabilización se lleva a cabo naturalmente con sistemas tradicionales como el frío invernal o la clara de huevo. Los tintos crianzas permanecen 7 a 8 meses en barricas de roble francés tostado medio, de distintas edades, para que la madera no ensombrezca los aromas y sabores varietales