La Bodega
La bodega Almaroja fue fundada en el año 2007 por la inglesa Charlotte Allen, después de una larga carrera en el mundo del vino, primero en Inglaterra como importadora y luego trabajando en diversas bodegas por todo el mundo. Sin embargo fue en Francia que esta joven emprendedora decidió quedarse, y después de una temporada en Burdeos, se instaló en el Ródano, dónde estudió enología y viticultura. Siguiendo la recomendación de su amigo, el bodeguero Didier Belondrade, conoció por primera vez los Arribes del Duero en 2006. Fue una visita que le cambiaría la vida radicalmente. Reconociendo instintivamente las posibilidades de la zona, se dio cuenta que aquí podría hacer un gran vino de calidad. El año siguiente empezó a juntar pequeñas parcelas de viñedo y se instaló en una antigua bodega subterránea en el conjunto histórico de Fermoselle. Hoy la empresa cuenta con 8,5 ha de viñedo (de lo cual la mayoría tiene más de 80 años) y 500 olivos, abarcando 34 parcelas distintas entre 550 y 800 m de altitud. La tierra granítica de la zona es arenosa y muy pobre, condiciones ideales para el cultivo de la vid y del olivo. Cada aspecto de la producción de los vinos está controlado por Charlotte, desde la uva hasta la botella. Los viñedos son 100% ecológicos (certificados) incorporando también aspectos la agricultura biodinámica. La mayoría del trabajo del año transcurre en el viñedo, entonces el trabajo de la bodega se reduce al mínimo. Las prácticas de extracción y el uso de la madera nueva se hacen con cuidado para que los vinos expresen al máximo su terruño y que se caractericen por su elegancia y su mineralidad.
Vinos
PIRITA (Blanco Joven, Rosado y Tinto Crianza), CHARLOTTE ALLEN (Blanco y Tinto Reserva), CIELOS Y BESOS Tinto Joven y MATEO Tinto